“Edificio Angel”, ejemplo de rehabilitacion de viviendas en el Barrio Jesús

  • Proyecto “Edificio Angel”. Una fórmula innovadora que beneficia a todo un barrio y un reconocimiento a nuestro vecino más solidario

  • Comunidad de Vecinos de San Lázaro 3.

  • Apoyamos este tipo de proyectos que sirven para la regeneración urbana del Barrio Jesús.


El proyecto del “Edificio Angel” es una idea innovadora que consiste en utilizar la imagen de un edificio rehabilitado como imagen de una campaña de sensibilización y divulgación en todo el barrio como ejemplo de unión y compromiso de una pequeña comunidad de vecinos, que ha mejorado su calidad de vida, y que está dispuesta a ayudar a los demás compartiendo su experiencia y los logros obtenidos.

Edificio AngelÉsta idea consiste en compartir la experiencia de una comunidad de vecinos, que ha rehabilitado sus viviendas,  con otros presidentes o vecinos del barrio que se interesaran por hacer mejoras en su edificio y así, ayudar a mejorar el estado de los edificios degradados del Barrio Jesús más tradicional. A su vez, los vecinos nos plantearon hacer un reconocimiento a Ángel Fajó añadiendo una placa de recuerdo o algún detalle en el edificio que lo recordara para siempre, por lo que se podría aprovechar hacer las dos cosas a la vez, compartir nuestra experiencia con cualquier vecino del barrio o la ciudad y denominar al proyecto “Edificio Angel” que sería el mayor reconocimiento a su espíritu solidario y mantenerlo vivo en beneficio de los demás.

Historia

El edificio rehabilitado se encuentra en la calle San Lázaro 3, y fue construido en 1969, en un momento de rápida expansión del Barrio Jesús utilizando para su construcción materiales sencillos y sin aislamiento en fachadas o tejados lo que con el paso del tiempo ha ido provocando humedades y grietas, goteras e infiltraciones por lo que la mayoría no son hogares confortables, tanto en el invierno como en el verano.Edificio Angel

Tampoco disponía de ascensor por lo que al tener cinco alturas de escaleras de gran pendiente, la calidad de vida de los vecinos era mínima teniendo en cuenta las dificultades para subir con objetos pesados, personas mayores, enfermos, madres embarazadas o con bebes, etc. Aún así, la mayor parte de los vecinos eran personas jóvenes o de edad mediana que, sobre todo, trabajaban en los polígonos industriales próximos o en establecimientos vinculados al centro comercial de la ciudad dada la proximidad.

La degradación

Tras cincuenta años, el edificio presentaba un aspecto envejecido con problemas de todo tipo en fachadas y tejados pero al carecer de administradores de fincas que gestionaran las reformas y no haber una adecuada concienciación vecinal para apoyar económicamente las obras, el edificio no evolucionó y comienza a degradarse por lo que algunos vecinos de toda la vida que habían envejecido y necesitaban un mayor confort deciden vender los inmuebles o trasladarse a otros edificios más modernos y funcionales. Por tanto, en el edificio conviven personas mayores que no disponen de medios económicos para trasladarse a otro inmueble, personas con bajos recursos que alquilan estos pisos baratos e, incluso, pisos de banco como propietario debido a los desahucios de la crisis económica.

El caso de nuestro edificio es aplicable a la mayoría de los inmuebles ubicados en todo el tradicional Barrio Jesús que han sufrido una progresiva degradación muy difícil de erradicar ante la falta de consenso por parte de los propios vecinos en acometer las obras de rehabilitación y, también, por desconocimiento de las leyes que regulan este tipo de actuaciones, así como las posibles subvenciones o facilidades de financiación por parte de las administraciones públicas.

El impetú de Angel

Pero en esta triste historia aparece el gran protagonista, Ángel Fajó Barrio, vecino y propietario de un piso que animado por su experiencia sindical en la empresa donde trabajaba y poseedor de un espíritu indomable a favor del más débil, se encarga desinteresadamente de la presidencia de la comunidad de vecinos durante muchos años, ya sea por la avanzada edad o falta de capacidad de algunos propietarios que delegan en él. Con los años, la total predisposición y buen hacer de Ángel lo convierten en presidente permanente de la comunidad ganándose el respecto y la confianza de todos los vecinos. Todo ello sin corresponderle hacerlo y sin recibir ninguna gratificación económica por ello.

Edificio AngelÁngel es consciente del grave problema de la accesibilidad y de la constante degradación del edificio si no se acometen las importantes y costosas obras de rehabilitación por lo que se propone trabajar en equipo junto con un vecino que hace de secretario y se lanzan a estudiar las posibles opciones para instalar un ascensor teniendo en cuenta la complicada situación económica de ese momento que afectaba a muchos vecinos pero pensando que era buen momento para reducir bastante los costes de contratación de la obra y posibilitar una derrama asequible para los vecinos con la posibilidad de optar a ayudas públicas como así fue.

La primera obra. El Ascensor

No fue una tarea fácil convencer a los vecinos porque no teníamos ninguna experiencia en desarrollar una obra de esta envergadura con un coste importante pero, sobre todo, por la falta de interés y compromiso de algunos vecinos que se negaron por completo o intentaban influir negativamente en la toma de decisiones pero Ángel supo afrontar la situación con calma dando serios argumentos respaldados por la Ley de Propiedad Horizontal pero sin imponerse dejando que el interés y deseo de la mayor parte de los vecinos animaran a los más reacios conscientes de que la obra era necesaria y, además, sería una inversión que se amortizaría con el tiempo.Edificio Angel

En efecto, la derrama de la obra del ascensor se aprobó en junta de vecinos, y contó con el apoyo de la totalidad de los propietarios. Una vez seleccionado el proyecto y formalizada la compra de la parte del local anexo necesario para la colocación del ascensor.

Al tiempo, se nos concedió una importante ayuda y las obras comenzaron. Lamentablemente, durante este proceso nuestro presidente e impulsor de las obras fallecía por una grave enfermedad por lo que Ángel nunca vio funcionar el ascensor. Con mucho dolor pero intentando mirar hacia adelante, se convocó una nueva junta de vecinos para designar una nueva presidencia. La hija de Ángel tuvo el valor y compromiso para aceptar la vicepresidencia ya que todos queríamos cumplir con el deseo de Ángel.

La transformación

Por fin, el 26 de octubre de 2015 se nos entregó la obra y los vecinos pudieron utilizar el ascensor. Al poco tiempo y gracias a las reformas llevadas a cabo en el nuevo acceso del edificio, la hija de Ángel transformó una parte del local de uso industrial ya desmantelado en un nuevo centro de terapias naturales dada su formación e inquietudes por cuidar de los demás. Queda demostrado que la rehabilitación mejora la calidad de vida, fomenta la sostenibilidad y promueve la creación de empleo. El espíritu solidario de Ángel seguía vivo de alguna manera.

El futuro

Todos los vecinos quedaron alegremente sorprendidos del cambio que supuso en sus vidas el disponer de un ascensor por lo que comprendieron que todo el arduo proceso había merecido la pena e, incluso, el mantenimiento de la instalación no supuso aumentar el recibo de la comunidad ya que, gracias a las ayudas públicas, se apostó por instalar un ascensor eléctrico de última generación con un consumo eficiente que ha permitido ajustar la factura eléctrica. Por eso, cuando nos ingresaron la ayuda económica solicitada todos los vecinos acordaron por mayoría destinar el dinero a posibles mejoras en el edificio como rehabilitar fachadas y el tejado. Y en ello estamos.

El Proyecto “Edificio Angel”

El proyecto “Edificio Angel” consiste en utilizar el edificio rehabilitado como imagen de una campaña de sensibilización y divulgación en todo el barrio como ejemplo de unión y compromiso de una pequeña comunidad de vecinos que ha mejorado su calidad de vida y que está dispuesta a ayudar a los demás compartiendo su experiencia y los logros obtenidos.

La experiencia nos ha enseñado que las ayudas económicas de las instituciones son fundamentales pero de nada sirven si antes no se facilita información básica a los presidentes o vecinos con inquietudes en impulsar este tipo de obras tan complejas dándoles consejos y orientaciones.

Antes de solicitar las ayudas que se convocan con plazos muy limitados, es necesario un arduo trabajo anterior con empresas, técnicos, vecinos y siempre muy atentos a las leyes que regulan este tipo de actuaciones que no finalizan al terminar las obras ya que sería aconsejable mantener la sensibilización energética en el tiempo mediante charlas y demostraciones relacionadas.

Para lograr ese objetivo, se trabajará en varias líneas:

  • En el propio edificio, utilizando una parte del local industrial para realizar una exposición permanente realizada con paneles explicativos y fotografías ampliadas que cuente todo el proceso llevado a cabo para conseguir rehabilitar el edificio desde la primera reunión de vecinos con la aprobación de la obra hasta la evolución de las obras y ver terminado el edificio pero sin olvidar el legado de Ángel Fajó. La parte exterior del local se rotulará con el nombre de la exposición “Ejemplo de rehabilitación del “Edificio Angel” en el Barrio Jesús”.
  • Fuera del edificio mediante un acuerdo de colaboración con el propio Ayuntamiento de Zaragoza y la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús para realizar una exposición temporal en la sala habilitada para ello en el Centro Cívico Estación del Norte acompañada de una charla explicativa entre posibles interesados. Por último, se participará en foros y debates que tengan relación o se nos invite a hablar sobre rehabilitación en el barrio (blogs, medios de comunicación, emisión de notas de prensa de la asociación vecinal, etc.). Esta campaña de difusión no olvidará el reconocimiento a Ángel Fajó ya que su nombre se citará en todos los comunicados.
  • Nuestro compromiso por las mejoras de accesibilidad y mejora energética en el barrio no pararán por lo que se propondrán una serie de charlas a realizar en el local del edificio sobre eficiencia energética en el hogar, consumo responsable, etc. Todas ellas abiertas a la participación de nuestros vecinos del barrio.
  • Por último, se propone que paralelamente a la campaña de sensibilización se aproveche el interés de vecinos, personas que pertenecen a la presidencia de comunidades de vecinos u otros agentes implicados en el barrio para hacerles un seguimiento a través de los responsables del proyecto “Edificio Angel” con objeto de facilitarles información personalizada tratando de humanizar el arduo proceso de planificar un proyecto de mejoras de la accesibilidad y eficiencia energética en el edificio. Esta especie de tutoría, no solo podría ayudar a que sus comunidades de vecinos se animaran más a aprobar la realización de las obras, sino que además, podría suponer una excelente fórmula para rentabilizar al máximo los recursos municipales, así como un importante ahorro en las contrataciones a las empresas. Los beneficios de esta iniciativa no terminan aquí porque al fomentar la rehabilitación de una manera tan real se evitará la degradación del barrio, se mejorará la calidad de vida de sus vecinos, crecerá la sostenibilidad y aumentará la creación de empleo.

“Edificio Angel” ejemplo de una rehabilitación

Con todo ello, intentaremos ayudar para lograr que nuestro más tradicional Barrio Jesús se transforme poco a poco y no se degrade más de lo que está y nosotros los vecinos del edificio de la calle San Lázaro nº3 haremos un merecido reconocimiento a nuestro vecino Ángel que hizo posible que estemos haciendo esta propuesta y entendemos que esta serie de actuaciones podrían hacer más eficaces los recursos municipales que nos aporten alcanzando un mayor número de beneficiarios.

La Asociación de Vecinos y el proyecto “Edificio Angel”

Desde la Asociación valoramos positivamente este proyecto, primero por que por fin hay una comunidad de vecinos que apuesta por la renovación integral y rehabilitación de sus viviendas, encaminada a la conservación y mejora de sus instalaciones, consiguiendo tanto mejoras en la eficiencia energetica como en la accesibilidad.

Además, si gracias a acuerdos con las administraciones, pueden servir como ejemplo para que otras comunidades de vecinos se planteen seguirlos y aprovecharse de sus experiencias y conocimientos conseguiremos una rehabilitación integral del Barrio Jesús.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + quince =

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com