Nuevas medidas correctoras ante la Huelga de Auzsa

  • La Junta de Portavoces decidió relevar como mediadores a los consejeros Alberto Cubero y Teresa Artigas en una decisión unánime de los grupos.

  • El consistorio estudiará el modo de compensar a los usuarios y lo anunciará después de que los técnicos elaboren una propuesta para elevar los servicios mínimos.

  • Líneas que conectan con los barrios rurales y  con hospitales son los servicios más afectados por la huelga.

  • Perdida de viajeros en las líneas de autobuses e incremento de otros medios de transporte.


Después de 114 días de paros, casi 4 meses, y cuando ya se ha convertido en la huelga más larga de cualquiera de los colectivos en la ciudad de Zaragoza, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento, forzado por la situación y por la Junta de Portavoces, empieza a reaccionar ante la huelga de los conductores de Auzsa.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Zaragoza acordó, el pasado 1 de Abril,  por unanimidad, cesar en su tarea de intermediación municipal en el conflicto del autobús al consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, y a la concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, para buscar un mediador externo, al tiempo que se revisarán “al alza” los servicios mínimos de la huelga del bus urbano y se estudiará la forma de compensar a los usuarios.

Todo ello se dará a conocer la próxima semana cuando los técnicos municipales hayan elaborado una propuesta de aumento de los servicios mínimos tras estudiar línea a línea y que dependerá de las afecciones que generen y de los horarios.

También será la próxima semana cuando los técnicos tengan elaborada la fórmula que permita resarcir a los usuarios por estos 114 días de huelga de autobús con el dinero que se ha ahorrado el Ayuntamiento por los kilómetros que no se han recorrido.

huelga-bus-Reunión-AUZSA-y-Comite-Ayto-640x360

El mediador que interceda entre los trabajadores y la dirección de Auzsa será externo al Ayuntamiento, pero representará a la institución y “será una persona del ámbito de la Universidad”, y en concreto será el catedrático de Derecho Laboral Juan García Blasco.

Esta postura, por fin, se acerca al posicionamiento de la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús ante la huelga de Auzsa en donde reclamábamos dichas actuaciones, aunque estaremos cautos en la forma en que se establecen.

Líneas y servicios más afectados por la huelga.

Principalmente, las mayores afecciones, se han producido en los Barrio Rurales, en aquellos barrios, como el Barrio Jesús, por los que no transcurre la línea 1 de Tranvía (queremos recordar este servicio no se encuentra en huelga) y en las líneas que conectan con los Hospitales y Centros de Especialidades.

En cuanto a los Barrio Rurales los vecinos de Montañana y Peñaflor, son un claro ejemplo de las afecciones que sufren. Solo disponen de una línea de autobús para “salir” de su barrio, la línea del 28. Según la página web de Auzsa, este autobús tiene una frecuencia de 30 minutos de lunes a domingo, por lo que, teniendo en cuenta que en estos momentos, solo salen uno de cada tres autobuses, muchos tienen que esperar más de una hora entre vehículo y vehículo. Otros barrios como La Cartuja, Miralbueno, Rosales del Canal o Montecanal también sufren por los paros porque los condicionantes de lejanía con el centro y  el hecho de que solo exista una línea que permita el traslado de estos vecinos, dificulta su movilidad.

Los hospitales y Centros de Especialidades.

En los centros hospitalarios también se producen deficiencias con los actuales servicios mínimos marcados por el Ayuntamiento de Zaragoza. Sin embargo, las afecciones no son iguales dependiendo de la cercanía al tranvía y de las diferentes líneas de autobuses que lleguen hasta al centro hospitalario. Así el Miguel Servet no tiene excesivos problemas al respecto al igual que el Hospital Clínico, ya que hay siete líneas diferentes, aunque las afecciones vienen determinadas en la dificultad de realizar trasbordo en caso de que los usuarios lo requieran, para la llegada a su centro hospitalario de referencia.

No obstante, la situación que se vive en el Royo Villanova es bastante diferente. “Solo hay dos líneas de autobús y la frecuencia de ambas es mala. Siendo la Línea 50, una de las que más problemas ha generado, pues de 5 vehículos pasa en el periodo de paros a 2.

Este autobús parte desde Vadorrey hasta San Gregorio, haciendo parada en el centro hospitalario. Su frecuencia es de 30 minutos en un día normal, por lo que en el horario de la huelga, se aumenta a más de una hora, algo impensable para una persona que necesita acudir a urgencias o ir a visitar a algún familiar o amigo. La otra opción para llegar hasta allí es el 29, que durante la huelga pasa cada media hora aproximadamente.

El 21, 32 y 39. Líneas saturadas.

Lo que está provocando estos paros es que estas líneas durante los horarios de huelga se encuentren saturadas y salvo el 21 (de 12 vehículos pasa a 4), que empieza su recorrido en la Plaza Morzart, tanto el 32 (de 17 vehículos pasa a 5) como el 39 (de 15 vehículos pasa a 5) no suelen detenerse en las paradas porque ya vienen

Linea 50. Fuente EPA.

Linea 50. Fuente EPA.

completos y los vecinos o bien tienen que esperar de nuevo 10-12 minutos hasta que venga otro autobús, con la incertidumbre de si se detendrá en la parada para la recogida de pasajeros o bien buscarse otro medio de transporte alternativo, como el taxi, la bicicleta o simplemente realizar a pie su trazado.

Perdida de viajeros e incremento de otros medios de transporte.

Los últimos datos sobre usos del transporte en la ciudad esta reflejando que el autobús ha perdido entorno a un 20% de viajeros, aumentando los desplazamientos a pie, en bicicleta y, en ocasiones y casos puntuales, en taxi. Otros se ven resignados a seguir usando el autobús, obligados a salir de casa con mucha más antelación para llegar al trabajo, al centro de estudios, al hospital… o al uso de vehículo privado.

El servicio Bizi se han visto incrementado en sus usos y también a aumentado la demanda de los párquines públicos de la ciudad, entorno a un 10% o 15%, debido a que los que disponen de vehículo propio también eligen esta opción frente al autobús.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − uno =

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com