Tratamiento para frenar la mosca negra en la Ribera del Ebro

  • Los técnicos constatan un nivel de insectos superior al de los últimos años por la falta de lluvias.

  • Recomendaciones ante la picadura de la mosca negra.


El instituto de salud publica va a comenzar el tratamiento para frenar la expansion y colonizacion de la mosca negra en el Ebro en la capital aragonesa. La falta de lluvias y la disminución de las crecidas del río, que limpien las riberas de algas y macrófitos y el bajo caudal del propio río, provoca la masificación de estas plantas, lugar que sirve de base para la puesta de larvas de este insecto y que favorece la reproducción de este insecto.

En estos últimos días estamos detectando un aumento de colonias de la mosca negra muy por encima a lo normal, este insecto es un diptero de entre 3 y 6 milimietros, mucho menor que la mosca domestica, de color negro y alas blancas. Para su desarrollo necesita agua corriente, aunque las altas temperaturas acortan la duración de su vida. La mosca hembra muerde a personas y animales porque necesita la sangre para el desarrollo de los huevos.

Sus picaduras producen una zona inflamada con un punto central rojo y una zona de inflamación alrededor superior a la de una picadura normal, además suele perdurar durante una semana. Son insectos diurnos, no pican por la noche y su mayor actividad es al amanecer y al atardecer.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que se dan a la población, figuran las siguientes medidas:

– No realizar actividades cerca de los lugares donde crían, como las orillas de ríos con vegetación abundante.

Llevar ropa que cubra todo el cuerpo: pantalones largos, mangas largas y calcetines.

Utilizar un producto repelente adecuado. En este sentido, parece que tienen cierta eficacia aquellos que tienen geranium en su composición.

– Aplicar en zonas descubiertas del cuerpo en cantidad suficiente pero sin exceso.

– En la cara es conveniente aplicar con la mano (no aplicar con spray) evitando el contacto con los ojos y la boca.

No aplicar en las manos de los niños ni sobre cortes, heridas o zonas irritadas de la piel.

Lavarse con agua y jabón después del tiempo necesario de exposición al producto.

– No usar este tipo de productos en niños menores de dos años.

Si la picadura se produce, se aconseja limpiar y desinfectar la zona, aplicar una crema o líquido para picaduras: y, sobre todo, no rascarse para evitar infecciones. En caso de una reacción alérgica más grave, es mejor consultar con el médico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × uno =

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com