#QueNadieSeQuedeAtrás

Exigimos un Centro de Servicios Sociales en la Margen Izquierda

  • Junto con las Asociaciones de Vecinos de Arrabal y La Jota solicitamos al menos un nuevo Centro de Servicios Sociales para la Margen Izquierda.

  • Oliver y Torrero exigen también la apertura de nuevos Centros Sociales en la ciudad.


Las Asociaciones de Vecinos de Arrabal Tío Jorge, La Jota y Barrio Jesús solicitamos la apertura inmediata de un nuevo Centro de Servicios Sociales que de servicio directo a toda la población de la Margen Izquierda.

Población

Dado que la población de referencia para la Margen Izquierda es 58.883 habitantes del distrito del Actur,  78.325 del Rabal y 13.430 de Santa Isabel, más los 13.335 vecinos de los Barrios Rurales conformados por Juslibol, San Juan de Mozarrifar, Montañana, San Gregorio, Peñaflor, Movera, vemos necesario la apertura de al menos un nuevo centro de Servicios Sociales, que atienda de manera personalizada a toda la población de la Margen Izquierda.

La tasa de envejecimiento y de sobre envejecimiento, el nivel de renta y la población extranjera hacen que sea más que necesario mejorar la atención social municipal para dar respuesta de una forma rápida y eficiente a las necesidades de ayudas de urgencia para la alimentación y a otras ayudas que están destinadas a cubrir las necesidades básicas de las  familias y que en la actualidad tardan en exceso tanto en sus contestaciones y como en las tramitaciones.

Ahora más que nunca se deben reforzar todas las herramientas con las que se cuenta desde las Administraciones, para ayudar a la población en riesgo de vulnerabilidad. Creemos que hasta la fecha, y por diversos motivos que desconocemos, no se ha efectuando, siendo las propias entidades con nuestras redes vecinales las que estamos dando salida a estos casos de extrema necesidad, hasta que los servicios sociales se pueden hacen cargo de ellos.

Incremento de la Demanda

Además, queremos indicar que como consecuencia de la crisis del Covid-19, las demandas de los Servicios Sociales se han a disparado de forma exponencial, por lo que también hay que prever el refuerzo de los servicios de los Sociales para que puedan dar salida al gran volumen de demandas.

Centro de Servicios Sociales

Casa Jiménez

Torrero

En cuanto a la Asociación Vecinal de La Paz, consideran que  en un momento de importantísima demanda de estos servicios por una parte de la población con dificultades serias para acceder a las nuevas tecnologías resulta una necesidad de primer orden garantizar la atención presencial de los servicios sociales del Ayuntamiento y mantener las condiciones de seguridad de los funcionarios.

Para finalizar, ante esta situación que va a mantenerse en el tiempo, cuando no a agravarse, creemos conveniente la coordinación de todos los recursos existentes, públicos y privados, para llegar al máximo de la población vulnerable, potenciando la labor de los centros municipales de servicios sociales en el liderazgo de la intervención comunitaria.

Oliver

Respecto al barrio Oliver, la Asociación Vecinal “Aragón” del barrio Oliver, con el apoyo de diferentes entidades sociales, profesionales y voluntarios que desarrollan su trabajo en Oliver, ante la pandemia de Covid-19 y las medidas de confinamiento, manifestamos que la situación actual incrementa la vulnerabilidad de las personas más desfavorecidas del barrio y genera nuevas vulnerabilidades sobre la población. Además, lejos de remediarse a corto plazo, esta situación corre el riesgo de convertirse en una situación endémica.

Por ello, hemos solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza que los Centros Municipales de Servicios Sociales se reabran y presten servicios de forma telemática sobre sus territorios, comunidades y barrios de referencia, al ser conocedores de la realidad social de la población con la que trabajan y ser la red pública estratégica que asegura una mayor proximidad a la población, tal y como recomienda el documento técnico del Ministerio de Derechos Sociales para responsables políticos y personal directivo de los servicios sociales de atención primaria ante la crisis por Covid-19 de 6 de abril de 2020.

Se ha realizado esta solicitud debido a que en este periodo de confinamiento se han puesto en evidencia una serie de carencias en diferentes ámbitos, principalmente en vivienda o educación, que están impactando sobre todo en la población más vulnerable, como la infancia y las personas mayores.

Estas carencias se manifiestan en viviendas precarias o infraviviendas y situaciones de chabolismo vertical, en la brecha digital que se traducirá en desigualdad de oportunidades en el ámbito educativo o en problemas de acceso a recursos básicos como la alimentación, la energía o las telecomunicaciones. Situaciones que se ven agravadas por la situación de confinamiento como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

En este sentido, la Asociación Vecinal de Oliver denunciamos que con la reorganización de los servicios sociales en una línea telefónica 900 se ha perdido la referencia de un servicio básico que debería mantenerse en sus territorios y atender a la población de su entorno, como sí están haciendo los Centros de Salud.

Esta línea 900 desplaza la puerta de entrada al sistema de servicios sociales desde los CMSS a una línea telefónica que en la práctica funciona como tamiz y cuello de botella.

En las recomendaciones del Ministerio de Derechos Sociales de protección de la infancia y adolescencia, y sobre los barrios vulnerables y desfavorecidos emitidos durante la crisis de la Covid-19, se explicita que, lejos de ver recortada la atención social, ésta debería intensificarse en una situación de crisis como ésta para garantizar la igualdad de oportunidades.

COMPARTIR EN RRSS
FacebookTwitterWhatsAppEmailGmail

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
©2015 Vecinos Barrio Jesús  -  info@avvbarriojesus.org